Tensión entre las dos Coreas

Las Fuerzas Armadas de Corea del Norte han disparado más de 500 proyectiles de artillería hacia aguas surcoreanas en la zona marítima fronteriza frente a la cosa occidental de la península, lo que ha provocado que las Fuerzas Armadas surcoreanas hayan realizado unos 300 disparos en respuesta, ha informado el Ministerio de Defensa de Seúl.

Un portavoz del Ministerio de Defensa surcoreano, Kim Min Seok, ha detallado el intercambio de disparos y ha concretado que los disparos de respuesta surcoreanos iban dirigidos hacia el norte de la denominada Línea Limítrofe Norte, en aguas del Mar Amarillo.

El portavoz ha asegurado que los disparos de las Fuerzas Armadas norcoreanas intentan poner “a prueba” la “determinación” de Corea del Sur de defender la “frontera marítima”. El intercambio de disparos de artillería se ha registrado el mismo día que el régimen de Pyonyang ha iniciado unas maniobras con fuego real.

Después de que varios proyectiles norcoreanos cayeran en el sur de la Línea Limítrofe Norte, las Fuerzas Armadas surcoreanas han respondido con el lanzamiento de decenas de obuses autopropulsados K-9 y ha desplegado cazas F-15K cerca de la frontera marítima, según ha informado la agencia de noticias Yonhap. Según fuentes militares consultadas por la agencia surcoreana, los residentes de Baengnyeong, la isla más septentrional del país, han sido evacuados a refugios temporales tras los disparos de artillería norcoreanos.

El régimen de Corea del Norte ha iniciado sus ejercicios con fuego real horas después de que el Mando Suroeste del Ejército Popular de Corea del Norte enviara un fax a la Segunda Flota de la Marina de Corea del Sur para anunciar el comienzo de estas maniobras, que se desarrollaron este lunes en siete regiones fronterizas cerca de la frontera marítima occidental.

Tras el anuncio norcoreano, el Ejército surcoreano ha reforzado su alerta por posibles confrontaciones, evaluando las intenciones de Pyongyang tras las últimas provocaciones. El coronel del Ejército de Tierra surcoreano Wi Wong Seop, portavoz del Ministerio de Defensa, ha afirmado, en una comparecencia ante la prensa, que el anuncio norcoreano tiene intenciones hostiles.

La Casa Blanca ha asegurado que los últimos disparos norcoreanos son "peligrosos y provocativos" y ha añadido que este tipo de amenazas sólo contribuirán a aislar más aún al régimen de Kim Jong Un, mientras que Rusia también ha mostrado su "preocupación" por la posible realización de un nuevo ensayo nuclear en la península asiática.

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Presidencia norteamericana ha reiterado el "compromiso" de Washington con la defensa de sus "aliados" y, en este sentido, ha advertido a Pyongyang de que mantendrá una "estrecha coordinación" tanto con Seúl como con Japón. Por su parte, el Ministerio de Exteriores ruso también se ha mostrado "preocupado" por los disparos cruzados por las dos Coreas en la frontera marítima, así como por el "endurecimiento mutuo de la retórica". Moscú ha incluido dentro de esta deriva peligrosa el hecho de que Corea del Norte "podría realizar un nuevo ensayo nuclear". El Gobierno de Rusia también ha pedido contención a Estados Unidos, toda vez que considera que las maniobras militares conjuntas con Corea del Sur contribuyen a agravar la situación.

Fuente: Europa Press

No hay comentarios

Publicar un comentario